top of page

Si hay algo que hemos perdido, son las excusas.

La pandemia que sufrimos ha parado de golpe lo cotidiano, este tiempo de confinamiento nos está permitiendo observar hacia afuera y hacia adentro. Quizá saquemos algo bueno de todo esto como humanidad, tal vez podamos aprovechar sabiamente este punto de inflexión porque las excusas se nos han agotado.

¿Deseas ampliar la información?

Suscríbete a coachalicante.es para seguir leyendo esta entrada exclusiva.

Suscríbete ahora
268 visualizaciones
bottom of page